domingo, 27 de febrero de 2011

Un roto para un descosido

Ayer dije que hoy os presentaría merengues de frutas horneados.....menudo fracaso. Cuando queráis hacer este postre, por mucho que os guste la comida ecológica, hay cosas que no son compatibles: MERENGUE+ FRUTA+ HORNO. El merengue quedó durito por fuera pero crudo por dentro (debido a la fruta). Os recomiendo que utilicéis colorantes pare teñir el merengue a vuestro gusto y que mantenga su sabor.
Esta es una foto de lo que debería haber conseguido......Pero como soy un chico precavido, guardé las yemas y preparé una deliciosa tarta!!!!
Preparar las yemas para un pastel parece una tarea difícil, pero no lo es en absoluto. El único problema es que si no os gusta mucho el huevo, al cocerlas, los vahos de la cocción del almíbar con las yemas os pondrán el estómago del revés. Os presento el remiendo que conseguí del roto que quería hacer!
La dificultad de preparar la crema de yemas reside más que nada en los utensilios que utilicemos: unas varillas para revolver la crema y evitar que se pegue y un cazo de esmalte. Si cocemos la crema en un cazo de acero, estas, posiblemente se vuelvan verdes, lo que no las hace muy apetecibles.
El resto de la preparación de la tarta no tiene ninguna ciencia.
Un bizcocho esponjoso y nata montada.
Bon appétit!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola "Petitte Narcisse".
Enhorabuena por ese remiendo que te has hecho,muy listo,si señor..jejejej..
A ver con que nos deleitas próximamente!
Un salùdo!

La cuissine du Petitte Narcisse dijo...

;) gracias! espero te guste mi blog. un saludo!